¿Teoría o práctica? En qué basar una estrategia imbatible

Pixabay

A la hora de invertir en cualquiera de los mercados que en las últimas épocas más de moda están, hay que seguir una serie de procedimientos de cara a conseguir cumplir el parámetro más clave de todos: maximizar la rentabilidad minimizando el riesgo.

Da igual que seamos adversos al riesgo o propensos: nuestra labor es tratar de conseguir que la volatilidad de nuestros ahorros sea la mínima posible, y de cara a conseguirlo hemos de empezar por estar lo más informados posibles, y a partir de ahí actuar en consecuencia y tomar las decisiones más adecuadas para nuestros intereses. Invierte con Hispamarkets y sigue estos consejos.

 

¿Cómo informarse?

Hasta hace unos años, cuando no había el acceso a internet del que ahora disfrutamos, el hacer seguimiento de la información financiera era muy complicado: apenas lo que ofrecían las televisiones a través de los telediarios y la información diaria que podíamos ver en los periódicos de tirada nacional. Unos pocos podían también leer la conocida como prensa salmón –la especializada en información financiera-, pero la mayoría de la gente no llegaba a esos niveles.

Ahora la cosa ha cambiado y hay una amplitud de oferta que va desde los foros especializados en cada producto –con un altísimo nivel de concreción-, donde hablan y debaten otros inversores, hasta revistas de nicho pasando por blogs de gurús.

Para informarnos correctamente hay que revisar nuestras fuentes de manera periódica. Nosotros siempre proponemos que se haga diariamente dedicando media hora a escudriñar tanto los datos micros como macroeconómicos, pero si se hace una vez a la semana –teniendo en cuenta que operemos en corto y medio plazo- puede ser suficiente.

 

¿Qué decisiones tomar en función de la información?

Como inversores podemos decidir dejarnos guiar por la pura información técnica, o podemos tomar decisiones subjetivas. Si nos basamos en datos, en gráficos, en lo que toda la vida se ha llamado los charts, requeriremos de un nivel de conocimiento muy alto: analizar un gráfico de cotización es realmente complicado pero con el paso del tiempo, y revisión de cómo han sido las respuestas de los mercados, se termina aprendiendo.

Desde nuestro punto de vista, una herramienta muy útil para trabajar el análisis de gráficos son los broker que cualquier plataforma online de prestación de servicios financieros ofrece: la mayoría de ellos permiten editar los gráficos de cotización de cualquier valor tratando de encontrar analogías para el futuro basándonos en el pasado.

No obstante, si estamos bien informados, también podremos basar nuestras decisiones en la práctica y en el descubrimiento de indicios en las noticias económicas: esto nos ayudará a ser más rápidos que el resto de inversores, siendo los primeros que logremos subirnos a la ola de un cambio de tendencia.

Estas decisiones no dejan de ser arriesgadas. Hemos de tratar que vengan acompañadas de algún tipo de soporte como puede ser un stop&loss si hablamos de operaciones bursátiles en el mercado financiero, o de haber calculado muy bien en el mercado forex.

A partir de ahí, revisar y ver si vamos tomando las decisiones correctas.