Problemas más frecuentes de las cisternas del inodoro

La cisterna del inodoro de nuestro baño suele ser el objeto que más trabajo nos da, puesto que se daña frecuentemente. Llamar al fontanero, aunado al gasto que eso genera, nos genera un dolor de cabeza.

Por ello, hoy queremos enseñarte los problemas más frecuentes que se encuentran en tu cisterna.

Problemas más frecuentes de las cisternas del inodoro

Goteo de la cisterna

Cuando se trata de este problema, debes retirar la tapa, desenroscando la guía del tirador, procede a revisar que el flotador se encuentre fijo en su lugar, de no ser así, atorníllalo con un destornillador.

Si el goteo continúa, entonces cierra la llave de paso de agua del tanque y retira la válvula de entrada. Luego, quita el tornillo que se encuentra sobre ésta, procede a sacar el tubo o zapata de la válvula y reemplázala.

Si prosigue el inconveniente, la válvula de salida puede ser el problema. Aquí puedes quitarla girándola por completo. Si el tubo o zapata, esta desgastada, lo mejor es cambiarla por una nueva.

La cisterna no carga

Si, al tirar de la cadena luego de usar el baño casi no hay salida de agua, la cisterna del inodoro puede estar dañada.

Para comprobarlo te recomendamos abrirlo y revisarlo, basándote en los pasos del punto anterior para solucionarlo. Esto en caso de que tu inodoro tenga el mecanismo del flotador que sube y baja.

Ahora, si tienes un baño de nueva generación, lo mejor es reemplazar todo el mecanismo de la cisterna.

Pulsador roto

Debiéndose a el fallo de su mecanismo, tu pulsador puede estar roto, ten en cuenta que éste se encuentra conectado a una varilla de metal, la cual puede haberse aflojado saliéndose de su lugar.

Para ello solo debes colocarla de nuevo en su lugar asegurándote que quede bien sujeta a su soporte.

Herramientas para reparar el inodoro

  • Alicates
  • Llave del tipo inglesa
  • Destornillador

A su vez, para reparar la cisterna del inodoro en sí, es recomendable que cuentes con varios sets de diferentes piezas del inodoro, para así evitar sorpresas de gastos imprevistos.

Algunos a tener en cuenta pueden ser, equipo de sujeción para la cisterna, juntas para la válvula, tornillos para el tanque, pulsador y el flotador.

Con estas herramientas y consejos sin duda podrás recuperar la cisterna del inodoro tu solo. Con los escapes de agua también conseguirás hacer muchas otras reparaciones, como las que te mencionamos  anteriormente.

Recuerda tomar en cuenta tu seguridad a la hora de reparar los problemas de la cisterna, y no olvides comentarnos ¿Cómo fue tu experiencia reparando el baño?