Si cumples alguno de estos puntos, necesitas un trastero

Normalmente cuando hablamos del alquiler de trasteros en Gran Canaria nos imaginamos a grandes empresas y empresarios almacenando muebles, cajas y provisiones en ellos. Pero nada más lejos de la  realidad.

Alquilar un trastero es la alternativa más práctica y cómoda para muchos particulares, y una opción cada vez más usada. Ya que tenemos nuestras pertenencias seguras, muy cerca de dónde vivimos (por lo  que nos resultará mucho más cómodo poder ir y coger lo que necesitemos) y bastante económica (mucho más que tener que contar con una vivienda con una habitación o dos extra para guardar todo).

Por lo tanto, si no has pensado aún en esta opción, y te encuentras definido en alguno de los puntos siguientes, muy probablemente necesites contar con el servicio de alquiler de trasteros al menos por  un tiempo y en Alquiler de trasteros Lenbox puedes encontrar tu solución ideal.

 Almacenar muebles heredados:

Seguramente nos pase a más de uno en nuestra vida, recibir una herencia familiar (de la casa del pueblo, la casa de una tía abuela…) en la que se encuentren muebles antiguos o propiedades valiosas (por su antigüedad o por la  carga emocional).

De un día para otro nos encontramos con estos muebles sin saber bien qué hacer, ya que no caben en nuestro domicilio (o no todos) y no los queremos tirar. Por lo tanto, tanto  si esperamos a sacarlos en una subasta como si los almacenamos alquilar un trastero es una buena opción.

  1. Falta de espacio:

Es muy común que en la mayoría de casas falte espacio, los pisos con más metros cuadrados  suelen ser mucho más caros y difíciles de encontrar. Incluso la persona más minimalista y organizada puede verse sin espacio en algún momento.

Por lo tanto los trasteros nos sirven para liberar espacio de armarios (esa ropa que no tiras en años por si las modas cambian), habitaciones (libros, regalos, recuerdos) o del garaje.

  1. Cambio de trabajo y traslado:

Sea por estudios o porque nos han ofrecido un trabajo mejor en otro país o en la península, no podremos llevar todas nuestras pertenencias en el avión con nosotros.

Por lo tanto si la mudanza no es definitiva, pero nos queremos ahorrar el alquiler del piso durante esos meses o años podremos optar por guardar todo lo que no podamos llevar en un trastero.

  1. Mudanza:

En muchas ocasiones no hace falta irse a otro país para tener que hacer una mudanza, basta con encontrar un piso más económico, más cerca del trabajo, mudarse a uno más pequeño o elegir cambiarnos a uno con muebles incorporados.

En este caso tendremos muebles y cosas a las que tendremos que renunciar porque  no quepan o no vayan acorde con la decoración pero que no queremos tirar o los queremos vender.

  1. Hacer espacio para aumentar la familia:

Dejar atrás el estudio o la habitación dónde se almacenaban cosas para convertirla en una habitación para un hijo es otro de los motivos. Los niños necesitan mucho espacio entre muebles adaptados a ellos, andadores, sus juguetes y ropa.

O para guardar sus cosas (para un hermano o sobrino) de cuando eran pequeños, ya que  las cunas, los carritos y andadores suelen costar bastante nuevos y ocupar mucho espacio si nuestro hijo no las necesita ya.

  1. Hay que hacer reformas en casa:

Debido a una rotura, una gotera o que has decidido reformar el baño o tirar alguna pared que sobra. En el caso de las reformas los muebles sobran y además corren el riesgo de poder estropearse con los cambios de sitio,movimientos, etc.

  1. Perteneces al grupo de personas deportistas, viajeras o coleccionistas:

No en todos los hogares se pueden almacenar tablas de snow, tiendas de campaña, bicicletas de montaña, recuerdos de viajes, albumes de fotos o tu colección de jarrones antiguos. Por lo tanto almacenarlos en una empresa de alquiler de trasteros en Gran Canaria es la mejor opción.