cursos gratuitos

¿Va a superar el teletrabajo al trabajo presencial?

Las circunstancias del COVID-19 han obligado a muchas empresas a tener que replantearse la forma de trabajar que tenían. Muchos de ellos tuvieron que enviar a toda la plantilla a sus  domicilios por el confinamiento obligatorio que impuso el Estado de Alarma.

Los empleados, además de rendir mucho más también han tenido tiempo de realizar cursos gratuitos para conseguir rellenar todas las horas vacías que ha dejado el no tener atascos, no tener que  coger transporte público…

Por lo tanto ha habido empresas que en vez de notar pérdidas han visto cómo su plantilla se volvía más eficiente y cómo conseguían llevar a cabo proyectos en un tiempo récord y con ahorro.

¿Más tiempo para trabajar?

El teletrabajo ha conseguido que nos ahorremos de media  una media  hora de transporte de ida y de vuelta a nuestro trabajo, indirectamente eso se traduce en más tiempo para descansar y para dedicar al resto de nuestra vida.

Sobretodo lo han notado aquellos trabajadores que tienen puestos de trabajo en grandes ciudades y que al día ir hasta allí  les supone dos horas diárias.

Tener tiempo para conciliar vida con trabajo implica mejorar nuestra vida diaria, y eso conlleva a que los trabajadores estén mucho más satisfechos y tengan mejor percepción de su puesto de trabajo.

No hay que contar que cuanto mejor valore un trabajador su empleo más esfuerzos invertirá no solamente en sacar adelante el trabajo sino en conservarlo. 

Las distracciones de la vida en oficina también dejan de existir, las pausas para comer o los cafés, la distracción del compañero de al lado contestando una llamada o el continuo tránsito por los pasillos.

Nuestra atención tiene un límite que es mucho más difícil sobre saturar en nuestras casas. Muchos trabajadores han conseguido llevar una rutina sorprendente e incluso “montar” una oficina en algún rincón o en otra habitación, un espacio en el que trabajar sin distracciones.

Mayor ahorro para las empresas

El teletrabajo es una modalidad que ya usan muchas empresas de otros países y que en España estaba empezando a implantarse. Quizás gracias al Coronavirus hemos visto este  proceso acelerado, pero no nos cabe ninguna  duda de que si no hubiese sido así en pocos años muchas empresas habrían terminado sucumbiendo a las ventajas de este tipo de trabajo.

Básicamente porque supone un ahorro tremendo con ventajas. Las empresas que pueden permitirse funcionar online (viajes, transportes, ecommerce…) en realidad necesitan el espacio físico de una oficina.

Hoy en día todo funciona a través de Internet, nos damos a conocer a los nuevos clientes, interactuamos con proveedores, tenemos páginas web a través de las que realizar reservas, compras cancelaciones o cambios…

Por lo tanto, muchas han descubierto que estaban pagando  un espacio de oficinas para nada. El ahorro del alquiler de la oficina, el gasto de la luz y todo lo que conlleva han visto que, tras el confinamiento, se lo podían ahorrar e invertirlo en expandirse o realizar mejoras.

¿Cómo conseguir implementar el teletrabajo con éxito?

La mayoría de los empresarios o pequeños autónomos y Pymes tiene un cierto recelo a cederle todo el protagonismo a Internet, pero de lo  que no se dan cuenta es que el futuro va a llegar tarde o temprano y cuanto mejor estén preparados antes podrán “subirse a la ola”. 

Existen infinidad de cursos gratuitos centrados en las redes, Google, Big Data, creación de páginas Web que podremos aprovechar tenemos el negocio que tenemos. E incluso conseguir reciclar conocimientos, enseñarle a los trabajadores más antiguos (y quizás los menos acostumbrados a manejarse con el teletrabajo) a aprovechar todas las  ventajas que  les brinda la red.

Sin duda el teletrabajo ha llegado para quedarse, y cuanto antes podamos hacerla transición (o cambiar la parte prescindible de oficina) antes le tomaremos la delantera  a nuestra competencia y más recursos tendremos para invertir en nuestro objetivo.